NUESTROS SERVICIOS
relojería

Cambio de pila

El corazón de un reloj con movimiento de cuarzo está constituido por un circuito integrado, que transmite la energía que produce la pila gracias al oscilador de cuarzo que establece la división del tiempo.

OPERACIONES REALIZADAS

  • Control de la pila gastada
  • Control de funcionamiento del reloj
  • Cambio de pila
  • Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
  • Control de sujeción de la pulsera y el cierre
  • Limpieza del reloj con ultrasonidos
  • Cambio de las juntas
  • Control de la hermeticidad
  • Control de funcionamiento del movimiento durante 48 a 96 horas

Mantenimiento

Durante el control de la pila y de hermeticidad, el reloj es completamente desmontado, con el fin de que el relojero pueda efectuar el cambio de los componentes que se desgastan.

OPERACIONES REALIZADAS

  • Control de funcionamiento del movimiento
  • Cambio de la pila en los relojes de cuarzo o ajuste del movimiento en los relojes automáticos
  • Cambio de los componentes dañados
  • Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
  • Control de sujeción de la pulsera y el cierre
  • Limpieza del reloj con ultrasonidos
  • Cambio de las juntas
  • Control de la hermeticidad
  • Control de funcionamiento del movimiento durante 48 a 96 horas

Revisión completa

Al contrario de lo que sucede con un coche, los componentes mecánicos de un reloj están permanentemente en movimiento: 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. Para garantizar una fiabilidad y una durabilidad óptimas, se recomienda hacer una revisión completa del reloj cada cuatro o cinco años.

OPERACIONES REALIZADAS

  • RELOJES CON MOVIMIENTO AUTOMÁTICO: desmontaje, limpieza, montaje y ajuste del movimiento
  • RELOJES CON MOVIMIENTO DE CUARZO: cambio del movimiento y de la pila
  • Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
  • Control de sujeción de la pulsera y el cierre
  • Pulido de los componentes de acero u oro amarillo
  • Limpieza del reloj con ultrasonidos
  • Cambio de las juntas
  • Control de la hermeticidad
  • Control de funcionamiento del reloj durante 48 horas para los modelos de cuarzo, 72 horas para los modelos automáticos y 96 horas para un modelo automático cronógrafo

Pulido

Gracias al pulido de los relojes de metal (acero o metales preciosos), la piezas recuperan un aspecto similar al original.

OPERACIONES REALIZADAS

  • Control de funcionamiento del movimiento
  • Cambio de la pila en los relojes de cuarzo o ajuste del movimiento en los relojes automáticos
  • Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
  • Control de sujeción de la pulsera y el cierre
  • Pulido de los diferentes componentes
  • Limpieza del reloj con ultrasonidos
  • Cambio de las juntas
  • Control de hermeticidad al aire
  • Control de funcionamiento del movimiento durante 48 a 96 horas

Cambio de las tiras de piel o cintas de caucho

Se recomienda cambiar las tiras de piel o cintas de caucho de los relojes Première cada tres años. El uso diario las desgasta y altera su aspecto y su brillo.

OPERACIONES REALIZADAS

  • Control de funcionamiento del movimiento
  • Cambio de pila
  • Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
  • Control de sujeción de la pulsera y el cierre
  • Limpieza del reloj con ultrasonidos
  • Cambio de tiras de piel o cintas de caucho
  • Cambio de las juntas en los relojes herméticos
  • Control de la hermeticidad al aire en los relojes herméticos
  • Control de funcionamiento del movimiento durante 48 horas

Intervención en la pulsera

La pulsera es un elemento fundamental del reloj que requiere un cuidado frecuente y apropiado (en función del uso).

OPERACIONES REALIZADAS

  • Reparación/cambio del cierre o ajuste de la pulsera
  • Control del ajuste en los modelos automáticos
  • Control de la hermeticidad

* Precio de venta recomendado. Más información