LES EXCLUSIFS DE CHANELLA PAUSA EAU DE PARFUM

LA PAUSA EAU DE PARFUM

Retrato

Bajo el cielo azul de Roquebrune, la villa de Mademoiselle Chanel dominaba las suaves aguas del Mediterráneo, rodeada de lavanda. El azul de la tierra, el aire y el mar. Un juego de texturas ilustrado por el precioso Iris pallida, cuyos matices delicados y empolvados revelan un acorde radiante.

Atmósfera olfativa

LA PAUSA es una fragancia de contrastes que explora los matices delicados y empolvados del precioso Iris pallida, realzado con pimienta rosa y vetiver. Un acorde radiante.

Inspiración

En 1928, Mademoiselle Chanel hizo construir una villa en lo alto de Roquebrune, dominando las aguas lisas del Mediterráneo. Una casa que diseñó y decoró totalmente, cuya arquitectura evoca la abadía de Aubazine, el internado donde creció. La residencia fue bautizada La Pausa. Mademoiselle se instalaba allí a menudo, rodeada de sus seres queridos.