N°5 L'EAUEAU DE TOILETTE EDICIÓN LIMITADA

Novedad

EAU DE TOILETTE EDICIÓN LIMITADA

Retrato

N°5 L’EAU es el perfume N°5 de hoy. Un floral abstracto vibrante con la modernidad por bandera y el frescor como principio. N°5 L’EAU, un elogio a la sencillez. N°5 L’EAU como una evidencia. Hoy, en una edición limitada, N°5 L'EAU se viste con el color favorito de Gabrielle Chanel: el rojo.
Un frasco de cristal rojo icónico, inédito y objeto de deseo. Un manifiesto vanguardista, para regalar y regalarse, para usar y coleccionar. Por primera y última vez.
En el exterior, una funda blanca, donde se dibuja la silueta icónica del perfume en rojo lacado.

Atmósfera olfativa

Menos abstracta que sus predecesoras, la composición de N°5 L’EAU realza los cítricos, al igual que el sol sublima la miel. En salida, el limón, la mandarina y la naranja se elevan hacia el cielo a través de los aldehídos. En un segundo tiempo, percibimos la abundancia de flores. La rosa se entremezcla con el jazmín aéreo y con una faceta de ylang-ylang, más moderna que nunca. Detrás de este torbellino floral, se vislumbra una vitalidad inédita, nacida del vetiver y del cedro, acompañados por suaves notas de almizcles. N°5 nunca ha sido tan natural. Tan fresco.

Inspiración

Hoy, Olivier Polge, Perfumista de la Maison CHANEL, reinventa N°5 y demuestra hasta qué punto su arquitectura es impecable e inspiradora. Con la sutileza de un orfebre, ha diseccionado la fórmula original y se ha apropiado de cada una de las materias para comprender el papel que desempeñan realmente. Olivier Polge se ha esforzado en crear un equilibrio nuevo y un ideal de frescor. Y ha captado a su vez la esencia de su época.
En 2018, el perfume más eterno del mundo y el color favorito de Gabrielle Chanel se encuentran en una edición limitada. N°5 se viste de rojo.

El arte de perfumarse

N°5 L’EAU se lleva con libertad. Sin prejuicios. Por instinto. Con sencillez. Con exceso. De día. De noche. Para una misma. Para los demás.
¿El ritual? Ninguno. N°5 L’EAU se lleva non-stop.
Vaporizar sobre la piel con un gesto espontáneo, despreocupado y generoso. Renovar la aplicación siempre que lo desee.