Première de Excepción

El reloj Première evoca a través de su caja el diseño octogonal de la Place Vendôme, un símbolo de perfección arquitectónica y atemporal magnificada por la feminidad de este reloj. Se lleva en la muñeca de día o de noche.