loader

N°5 L'EAUL’EAU VAPORIZADOR

N°5 L’EAU es el N°5 de hoy. Un floral fresco vibrante que pone como emblema la modernidad, que convierte el frescor en su leitmotiv. Más información

Novedad

L’EAU VAPORIZADOR

DESCRIPCIÓN

N°5 L’EAU es el N°5 de hoy. Un floral fresco vibrante que pone como emblema la modernidad, que convierte el frescor en su leitmotiv. Nº5 L’EAU como oda a la sencillez. Nº5 L'EAU es como una declaración, hasta en su empaque minimalista. En su estuche de cartón repujado se dibuja la silueta icónica del perfume. En su interior, una segunda caja protege el frasco transparente cristalino. Ningún elemento del tapón, ningún mecanismo perturba esta imagen nítida. Como si la sencillez máxima del frasco desapareciera ante el contenido, para darle libertad de imaginación a quien elija este perfume.

Atmósfera olfativa

Menos abstracta que sus predecesoras, la composición de Nº5 L'EAU baña los cítricos de luz, como la miel bajo los rayos del sol. En principio, el limón, la mandarina y la naranja se realzan hacia el cielo a través de los aldehídos. En una segunda exhalación, percibimos la abundancia de las flores. La rosa se entremezcla con el jazmín aéreo y con una faceta de ylang-ylang, más moderna que nunca. Detrás de este torbellino floral, asoma una vitalidad inédita, nacida del vetiver y del cedro, acompañados por suaves notas de almizcles. N°5 nunca ha sido tan natural. Tan fresco.

Inspiración

Hoy, Olivier Polge, Perfumista de la Maison CHANEL, reinventa N°5 y demuestra hasta qué punto su estructura es infalible e inspiradora. Con la sutileza de un orfebre, ha separado la fórmula original y se ha apropiado de cada una de las materias primas para comprender el papel que desempeñan realmente. Olivier Polge se ha propuesto crear un nuevo equilibrio, un frescor ideal. Ha captado toda la esencia de su época.

El arte de perfumarse

N°5 L’EAU se lleva libremente. Sin prejuicios. Por instinto. Con sencillez. Con exceso. De día. De noche. Para sí misma. Para los demás.
¿El ritual? Ninguno. N°5 L’EAU se lleva non-stop.
Vaporizar sobre la piel y sobre la ropa con un gesto espontáneo, despreocupado y generoso. Repetir cuando desee.