chanel-cruise-2015-16-in-seoul

COLECCIÓN CRUCERO 2015/16 DE CHANEL EN SEÚL

Para la presentación de su Colección Crucero 2015/16, Chanel se dirige a la ultra futurista Dongdaemun Design Plaza (DDP) - un espacio para exposiciones y actuaciones diseñado por Zaha Hadid en Seúl, Corea del Sur. Siluetas estructuradas en llamativos tonos dulces casan sin esfuerzo las influencias de Corea del Sur con las señas de identidad de Chanel. El ambiente transmite energía y tendencias vanguardistas, y Karl Lagerfeld reinterpreta la cultura local en el sentido más amplio, desde la vestimenta tradicional (hanbok) a la azucarada estética K-Pop.

Aquí, la ocasional camelia o los estilizados cierres con forma de “C” estallan en una franja multicolor: sutiles mosaicos geométricos que rebosan ráfagas de color rosa fucsia, celadón y verde menta, naranja brillante y coral, azul real y turquesa, con los mismos tonos que aromatizan el tweed o dan color a chaquetas, trajes y vestidos. Chaquetas de estilo coreano con hombros redondos y deportivas mangas anchas o collares cruzados que actúan como favorecedores marcos para la base del cuello. Las faldas son rectas o acampanadas, cayendo justo por encima de la rodilla. Los pantalones se recortan y se enchanchan o se ajustan al tobillo. Los materiales sólidos y ligeros se mezclan en los looks, desde bordados ingleses, algodones con relieve y charol a linos, organza, tul, encaje y shantung. Como destellos, las siluetas monocromáticas marcan el cambio del día a la noche, de las oscuras creaciones ligeras y campestres a los bordados florales y geométricos de la Maison Lesage, Maison Lemarié y Montex. Cuellos Peter Pan interactúan con corsés mientras las cinturas altas (que a veces terminan por encima de la línea del pecho) se acentúan con una tira de cinta de grosgrain o terciopelo.

Atrevidos diseños de joyería, desde collares de gruesas cadenas y pulseras de oro y metales de colores a brazaletes azucarados, colgantes barrocos y camelias estilizadas con formas gráficas puestas en el pelo y en la ropa, adornan los trajes, enfatizados por tacones con punta cuadrada o merceditas de piel estampada con calcetines incorporados. La icónica bolsa de deporte se llena de sequíes bordadas o es reinterpretada en tweed multicolor, mezclada con carteras y decorativos bolsitos de mano.

Conjuntos gráficos, volúmenes refinados, motivos abstractos y una brillante paleta de colores dibujan un repertorio de la estética coreana. La nueva Colección Crucero traduce el vocabulario Chanel, decididamente cosmopolita y contemporáneo.


Françoise-Claire Prodhon

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente