the-chanel-jacket-by-francoise-claire-prodhon

LA CHAQUETA CHANEL
POR FRANÇOISE-CLAIRE PRODHON

La historia de la chaqueta Chanel comienza con la invención del traje a comienzos de los años 50. Esta prenda moderna, cómoda, que combina elementos masculinos y femeninos, fue la respuesta de Gabrielle Chanel al estilo de la década de 1950, que ella consideraba demasiado restrictivo y que no se adaptaba a la vida de las mujeres.
"El traje Chanel está creado para una mujer que se mueve", dijo Gabrielle Chanel, y agregó: "Realmente me preocupo por las mujeres, quiero vestirlas con ropa que les haga sentir a gusto, ropa que puedan usar para conducir un coche, pero que también resalte su feminidad." Fue un éxito inmediato, y el traje junto con su chaqueta se convirtieron en elementos esenciales en los armarios de las mujeres, como sinónimo de libertad y de elegancia casual.
La chaqueta, conjuntada con una falda cruzada, es un look único, que se inspira en las chaquetas tradicionales de los hombres austriacos. Esta chaqueta en tweed, uno de los tejidos insignia de Mademoiselle Chanel, fue diseñada como una segunda piel: recta, estructurada, con un cierre de lado a lado y sin hombreras o rígidas entretelas.

Para conciliar flexibilidad y resistencia, la parte frontal de la chaqueta está cortada al hilo, sin pinzas en el pecho. La parte posterior se corta de la misma manera, sólo separadas por una costura central. Paneles laterales verticales unen la parte delantera con la trasera. La manga, cortada al hilo, se une al cuerpo en la parte superior del hombro. Es ligeramente angulosa con pinzas en el codo para seguir la forma del brazo y facilitar el movimiento y la comodidad. Para asegurar esta perfecta libertad de movimientos, Mademoiselle Chanel tomaba medidas de sus clientes con los brazos cruzados y las manos apoyadas en sus hombros. El forro de seda de la chaqueta se corta siguiendo los mismos criterios que garantizan comodidad. Una delicada cadena cosida en la parte inferior de la chaqueta asegura que cae impecablemente. El aspecto gráfico se acentúa con el ribete trenzado (de grosgrain, de punto, etc.) que delinea los contornos de la chaqueta, los bordes de los bolsillos y los puños. Los bolsillos se colocan para que sea más fácil deslizar las manos en ellos. La chaqueta se remata con botones que parecen joyas estampadas con motivos como la cabeza de un león (Leo era el signo astrológico de Mademoiselle Chanel), manojos de trigo, camelias o el logo de la doble C.

Reinventada cada temporada, la chaqueta se ha convertido en un elemento icónico del estilo Chanel. "De hecho, la chaqueta Chanel está inspirada en la chaqueta tradicional de los hombres austriacos. Coco Chanel inventó un tipo de prenda que no existía con esa forma, y supone un logro indiscutible. Es uno de los símbolos que define el estilo Chanel." Como ha dicho Karl Lagerfeld, "en el mundo de la moda, algunas prendas nunca pasan de moda: los pantalones vaqueros, una camisa blanca y la chaqueta Chanel".

Françoise Claire Prodhon

Foto por Benoit Peverelli

 

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente