J12-G10

Movimiento automático con fechador

Vídeo 1 - Enroscado y desenroscado de la corona

Vídeo 2 - Ajuste de la hora

Vídeo 3 - Ajuste de la fecha

Vídeo 4 - Cuerda

Vídeo 5 - Puesto

El mantenimiento de su reloj

Movimiento

Automático

Reserva de marcha

42 horas

Frecuencia de mantenimiento

Control de hermeticidad cada 2 años (o cada año en caso de contacto frecuente con el agua)
Revisión cada 4 a 5 años

  • La hermeticidad

    La hermeticidad del reloj está grabada en el fondo de la caja del reloj, junto al pictograma del pez. Sin embargo, le recomendamos evitar sumergir el reloj en el agua para no dañar la pulsera.

    La hermeticidad indicada significa que, a esta profundidad, el movimiento está protegido del polvo, la humedad y cualquier riesgo de deterioro en caso de inmersión en el agua. Un reloj es hermético gracias a sus juntas. Para mantener la hermeticidad, le recomendamos cambiar las juntas cada dos años a partir de la fecha de la primera utilización. Así mismo, le recomendamos que verifique la hermeticidad de su reloj todos los años en caso de contacto prolongado con agua de mar o de piscina. Es importante no manipular nunca la corona bajo el agua porque el agua podría penetrar en la caja. También recomendamos evitar llevar el reloj al tomar una ducha, un baño, o en una sauna o baño de vapor, puesto que el calor, el jabón y el vapor pueden acelerar el desgaste de las juntas.

    Si se forma condensación bajo el cristal, significa que se ha producido una infiltración de agua en el reloj, y por tanto, hay que revisarlo rápidamente.

  • El movimiento

    Para una precisión y una fiabilidad óptimas, recomendamos evitar llevar puesto el reloj cuando practique algún deporte que pueda implicar golpes fuertes (tenis, golf, equitación, etc.) y alejarlo (por lo menos 10 cm) de los objetos que liberen campos magnéticos elevados (teléfonos móviles, tabletas, cocinas de inducción, altavoces, televisores, arcos detectores de metales en los aeropuertos, etc.). Para más información sobre la magnetización, consulte la sección de consejos de relojería (Les conseils de l'horloger).

    Su reloj está equipado con un movimiento mecánico de carga automática que funciona gracias al movimiento de la muñeca que acciona la masa oscilante que gira alrededor de su eje. Es importante que el reloj esté bien ajustado a la muñeca, puesto que una pulsera mal ajustada equivale a una pérdida de autonomía. Si el reloj no se utiliza, dispone de una reserva de marcha de 42 horas. A partir de este margen de autonomía, es necesario darle cuerda manualmente.
    Cuando el reloj permanezca inmovilizado, es recomendable darle cuerda manualmente cada dos o tres semanas (de 20 a 25 vueltas de corona) con el fin de evitar que los aceites del movimiento se alteren.

    Atención: Recomendamos evitar efectuar cualquier corrección de fecha entre las 22h00 y la 01h00 (y en los modelos con Fases lunares entre las 16h30 y la 01h00).

  • La pulsera

    Nuestras pieles están seleccionadas con el mayor cuidado y sometidas a numerosas pruebas para garantizar una óptima calidad. Sin embargo, la piel es un material vivo que patina naturalmente con el paso del tiempo. Recomendamos evitar el contacto de su reloj con pulsera de piel con el agua para no dañarla.

    Limpiar la pulsera con un paño suave, limpio y seco sin utilizar productos químicos (jabón, alcohol, disolvente, etc.).

  • La revisión

    Un reloj es de los pocos objetos que funcionan las 24 horas del día sin interrupción. Con el fin de preservar su fiabilidad y de prolongar su duración, recomendamos hacer revisar su reloj con frecuencia en nuestros talleres autorizados que cuentan con las herramientas y los componentes adaptados. Nuestros relojeros son los únicos cualificados oficialmente para realizar las reparaciones y el mantenimiento de su reloj CHANEL.

    Frecuencia media recomendada:

    CADA 2 AÑOS: SERVICIO DE MANTENIMIENTO que incluye las siguientes etapas:

    1. Desmontaje del reloj
    2. Control del movimiento
    3. Cambio de la pila en los relojes de cuarzo o ajuste del movimiento en los relojes automáticos
    4. Desmontaje y limpieza del reloj con ultrasonidos
    5. Cambio de los componentes dañados
    6. Ensamblaje del reloj y cambio de las juntas de hermeticidad
    7. Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
    8. Control de la hermeticidad
    9. Control de sujeción de la pulsera y el cierre
    10. Control de funcionamiento del reloj durante 48 horas para los modelos de cuarzo, 72 horas para los modelos automáticos y 96 horas para un modelo automático cronógrafo

    CADA 4 A 5 AÑOS: REVISIÓN COMPLETA que incluye las siguientes etapas:

    1. Desmontaje del reloj
    2. Relojes con movimiento automático: desmontaje, limpieza, montaje y ajuste del movimiento
    3. Relojes con movimiento de cuarzo: cambio del movimiento y de la pila
    4. Desmontaje del reloj y cambio de los componentes dañados
    5. Pulido de los componentes en acero u oro
    6. Limpieza de los componentes con ultrasonidos
    7. Ensamblaje del reloj y cambio de las juntas de hermeticidad
    8. Cambio de pasadores o de tornillos si es necesario
    9. Control de la hermeticidad
    10. Control de sujeción de la pulsera y el cierre
    11. Control de funcionamiento del reloj durante 48 horas para los modelos de cuarzo, 72 horas para los modelos automáticos y 96 horas para los modelos automáticos cronógrafo