$chanel-signature-collection
Deslizar para explorar

18 Place Vendôme

Gabrielle Chanel pasó su vida en el perímetro formado por varias calles parisinas: su palacete del 29 rue du Faubourg Saint-Honoré, la boutique del 31 rue Cambon, su suite del hotel Ritz con vistas a Place Vendôme y, en el número 18 de esa misma plaza, el taller de Alta Joyería de CHANEL.

DEL LÁPIZ AL PAPEL

DEL LÁPIZ AL PAPEL

Tras un proceso de investigación e inspiración, el director artístico de la Alta Joyería esboza su visión de cada creación de la colección, y la perfecciona con pintura al gouache.

EL BOCETO FINAL

EL BOCETO FINAL

El diseño de la joya se finaliza en papel de calco, para plasmar hasta el más mínimo detalle. Este se convierte en el prototipo del Estudio de Creación para los artesanos del taller de Alta Joyería, que elaborarán las creaciones a mano con técnicas minuciosamente seleccionadas para materializar la visión artística.

OBJETOS ELABORADOS A MANO

OBJETOS ELABORADOS A MANO

En el taller de Alta Joyería del 18 Place Vendôme, los joyeros crean un modelo en metal precioso que refleja el boceto de pintura al gouache original. Este modelo se esculpe, se perfora, se pule y se modifica hasta el más mínimo detalle. Después, se funde en el horno para dar al metal el volumen necesario. Para el perlado, se recurre al uso de técnicas ancestrales, en las que cada una de las delicadas perlas se trabaja a mano.

LOS CÓDIGOS DE ALTA JOYERÍA DE GABRIELLE CHANEL

El tamaño y la calidad de las gemas son criterios primordiales, que perpetúan la importancia que Gabrielle Chanel daba a las piedras, mientras que sus códigos originales impregnan cada detalle. El diamante talla esmeralda representa la Place Vendôme, la talla navette evoca una espiga de trigo, y el diamante talla redonda, el corazón de la emblemática camelia.