PRÓLOGO LA LEYENDA COROMANDEL

El gran amor de Gabrielle Chanel le inspiró una pasión eterna por un objeto: los biombos Coromandel. Las escenas de la fauna y la flora de lejanos paisajes, grabadas sobre laca china, cobran vida en una colección de Alta Joyería donde las flores brotan llenas de diamantes y las nubes en nácar flotan en el aire.

(0) La légende Coromandel

Capítulo 1 Oriente, Occidente

(1) L’Orient rencontre l’Occident

“LA PRIMERA VEZ QUE VI UN BIOMBO COROMANDEL, ME DIJE: ¡QUÉ HERMOSO! NUNCA HABÍA DICHO ESO DE UN OBJETO”.

Gabrielle Chanel

AL SUBIR LA ESCALERA QUE LLEVA AL 31 RUE CAMBON, SE ASUME UNA GRAN RESPONSABILIDAD

En la parte de arriba, detrás de una pesada puerta con espejos, se encuentra la residencia privada de Gabrielle Chanel.

Allí vemos el sofá, fotografiado tantas veces, una impresionante cantidad de libros con cubiertas de cuero y un sinfín de biombos Coromandel. El primero había sido un regalo de Boy Capel, el gran amor de Coco Chanel. Después de su fallecimiento, Gabrielle decidió rodearse de estos biombos y así mantener presente a Boy.

Ilustración

Gabrielle Chanel, en 1937 junto a uno de sus preciosos biombos Coromandel. Fotografía de Lipnitzki / Roger-Viollet. © Chanel / Lipnitzki / Roger-Viollet

ESTE LUGAR NOS RECUERDA QUE, A PESAR DE MORIR COMO UNA LEYENDA, VIVIÓ COMO UNA MUJER.
CREABA, COLECCIONABA, DESAFIABA, AMABA.

Ilustración

Entrada de la residencia privada de Gabrielle Chanel, 31 rue Cambon. Los biombos desmontados cubren las paredes. © Robert Doisneau / Rapho

Prácticamente todas las paredes del centro de la residencia están cubiertas de biombos Coromandel. Fueron desmontados y pegados en las paredes, combinados con influencias y objetos franceses, refinando así un estilo claramente Chanel. Las superficies de espejos no recubiertas crean un vertiginoso efecto de laberinto que refleja el acopio de biombos. Se pueden admirar desde todos los ángulos.

Los biombos Coromandel se convirtieron en una extensión de las creaciones de Gabrielle Chanel, como en las prendas de 1958. © Boris Lipnitzki / Roger-Viollet

Ilustración
Ilustración

Para la colección de Alta Costura Primavera/Verano 1958, Gabrielle Chanel presentó un traje con un forro en lamé que recordaba a los biombos Coromandel. © CHANEL Fotografía de Max-Yves Brandily

Ilustración

Fotografía tomada en la suite de Gabrielle Chanel en el Ritz, París, publicada en Harper’s Bazaar en 1937 y elegida para el primer anuncio del perfume CHANEL N°5. Fotografía de François Kollar © Ministerio de Cultura - Mediateca del Patrimonio, Dist. RMN, Francia

Los biombos Coromandel le seducían y estaban presentes en las creaciones de Gabrielle. El forro de una chaqueta de Alta Costura de 1958 tenía estampado un motivo Coromandel, escondido contra la piel. Los biombos fueron transformados en conjuntos para desfiles, en telón de fondo para sesiones de fotos y en elementos decorativos para campañas publicitarias.

Ilustración

En 2012, la primera colección de relojería Mademoiselle Privé evocaba los biombos Coromandel de la residencia de Chanel. © CHANEL

Los biombos Coromandel también han inspirado la Alta Costura de Karl Lagerfeld, un perfume embriagador y ambarino, creado por Jacques Polge, y, recientemente, una colección del Estudio de Creación Joyería. Con cada interpretación, se graba más intensamente la historia de los biombos en la leyenda de la Maison.

Ilustración

Karl Lagerfeld se inspiró en los biombos Coromandel para crear tres abrigos completamente bordados para la colección Alta Costura Otoño/Invierno 1996. © CHANEL

En 1917, Misia Sert, pianista de la alta sociedad, describía una cena en la residencia de Chanel diciendo: "Allí, entre un sinfín de biombos Coromandel, estaba Boy Capel". Gracias a un fenómeno tan mágico como los biombos, allí permanecería para siempre.

Capítulo 2 Fauna

(2) Faune

“ME GUSTAN LOS BIOMBOS CHINOS DESDE QUE TENGO 18 AÑOS. CASI ME DESMAYO DE ALEGRÍA LA PRIMERA VEZ QUE CONTEMPLÉ UN COROMANDEL EN UNA TIENDA DE MOBILIARIO CHINO. FUE LA PRIMERA COSA QUE COMPRÉ”.

Gabrielle Chanel
LOS BIOMBOS COROMANDEL estaban decorados con composiciones de flora y fauna. El ave, y su figura en movimiento perpetuo, era una de las principales fuentes de inspiración.

Gabrielle Chanel era conocida por cortar, marcar, coser, descoser, volver a marcar, a coser… hasta obtener el efecto deseado. Esta manera de trabajar no era fruto del perfeccionismo sino del proceso creativo que ella encarnaba.

LOS OBJETOS DE CALIDAD EXIGEN CREATIVIDAD, PACIENCIA, ENERGÍA, TÉCNICA...

Cualidades propias al savoir-faire tradicional que dan vida a nuestra Alta Joyería. Un proceso realizado totalmente a mano para transmitir a cada pieza una energía tangible.

LA IDEA SE CONVIERTE EN DIBUJO, el boceto de una silueta. Le siguen los detalles y las curvas cada vez más precisos, y finalmente la idea encuentra su lugar en una colección de Alta Joyería.

Para crear esta colección de Alta Joyería, los biombos Coromandel se desarrollan, con sus historias eternas e inspiradoras, en una serie de motivos que presentan un universo natural: flora, fauna y mineral.

LA SIGUIENTE ETAPA ES LA DEFINICIÓN DE ESA IDEA: EL CROQUIS

En la pieza, vemos un ave, capturada en pleno vuelo, que irradia una sensación de movimiento, de alegría, de distracción: todas las facetas plasmadas por el artesano.

MOLDEADA EN ORO, la silueta del ave se divide en varias partes y se engasta. Para cada pieza se crea un molde que se utiliza en el ensamblaje para asegurar la perfección y la precisión de las proporciones.

EL AVE, REINTERPRETADA EN DIAMANTES BLANCOS Y AMARILLOS, VUELA ALTO.

Tradicionalmente en los biombos Coromandel, las aves representan al Emperador y la Emperatriz. Esa ave majestuosa encarna el espíritu de Gabrielle Chanel dominando su imperio.

MOLDEADAS A MANO mediante métodos artesanales tradicionales, las piezas de Alta Joyería encarnan una energía poderosa y patente.

PRÉCIEUX ENVOL es un aderezo compuesto por pendientes, un collar y un anillo. Cada pieza representa un ave volando en una nube en diamantes blancos y amarillos.

Capítulo 3 Flora

(3) Flore
EN LA RESIDENCIA DE GABRIELLE CHANEL, la mirada del visitante contempla con total libertad los biombos Coromandel. Los detalles de cada panel cuentan una historia.

SI BIEN LA PERSONALIDAD Y LA INFLUENCIA DE GABRIELLE CHANEL ERAN INAGOTABLES Y EXTRAORDINARIAS, SU RESIDENCIA DEL 31 RUE CAMBON ERA ÍNTIMA Y ACOGEDORA; MÁS QUE UNA AFIRMACIÓN DE GRANDEZA, ERA EL REFLEJO DE UNA VIDA PLENA.

El lugar destaca por su tamaño, puesto que no permite ver el conjunto de los biombos Coromandel para leer su historia horizontalmente. La mirada del visitante aprecia entonces cada detalle, apreciando con total libertad la superficie lacada y el espinoso contorno de cada rama, hasta la camelia blanca que ostenta una gran belleza. La historia puede leerse en cada panel del biombo.

UN CROQUIS DIBUJADO EN PAPEL DE CALCO. Cobra vida gracias a la acuarela. La pintura acentúa los detalles y el realismo. Aquí se decide si la pieza de Alta Joyería irá hasta el final de su historia y de su proceso de creación.

En la colección de Alta Joyería, las piedras simbolizan esos detalles: pétalos en zafiros rosas y hojas en turmalinas verdes, en los paneles en diamantes blancos. El observador se para y mira, viaja a las profundidades del granate tsavorita color verde menta, y luego sigue lánguidamente una cascada de cuentas talladas a mano en turmalinas verdes que revelan el esplendor del collar.

Otra creación de la colección, el collar en diamantes llamado Évocation Florale, evoca los biombos Coromandel. Las escenas florales evocan la vida en la tradición de Coromandel e invocan los espíritus y los recuerdos del pasado. Es imposible no recordar su vida de antaño.

MADEMOISELLE CHANEL ENTRE SUS BIOMBOS COROMANDEL, EL ESPÍRITU OMNIPRESENTE QUE NOS INSPIRA.

UN DIAMANTE AMARILLO FANCY DE 3,52 QUILATES, de un color intenso y de pureza sublime, para un brazalete reversible. La piedra gira y rota siguiendo los deseos de quien la lleva.

LOS BIOMBOS COROMANDEL ostentan una riqueza de detalles en un marco definido. Están presentes en la colección de Alta Joyería que han inspirado.

UN GRANATE TSAVORITA COLOR VERDE MENTA TALLA COJÍN DE 30,55 QUILATES sobre un collar largo de cuentas en turmalinas verdes, inspirado en los Coromandel, hechos con zafiros rosas, turmalinas verdes y diamantes blancos.

Capítulo 4 Mineral

(4) Minéral

“CUANDO MIRO ESE BIOMBO, POR LA NOCHE, VEO PUERTAS QUE SE ABREN Y JINETES QUE SE VAN A CABALLO”.

Gabrielle Chanel

Los franceses, bajo la influencia de Luis XIV, se apasionaron por los artículos asiáticos. El siglo XVIII se convirtió en el siglo de la Chinoiserie (chinería), reinterpretando versiones románticas de esos objetos míticos que llegaban de tierras lejanas. Los biombos Coromandel, una creación china que transitaba por la costa de Coromandel en India, eran los más buscados.

GABRIELLE CHANEL LOS DESCUBRIÓ GRACIAS A SU AMOR, BOY CAPEL, E HIZO DE ELLOS UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN INFINITA.

UNA ESCENA MÍSTICA a orillas del largo del Oeste, en Hangzhou, China, que se encuentra en un biombo Coromandel de la residencia de Chanel, inspiró esta creación de Alta Joyería.

PINTURA AL GOUACHE de una creación de Alta Joyería, que permite capturar la técnica y reproducir la luz y el color de las piedras, la emoción que transmite la pieza.

LAS AVES VUELAN, LOS PAISAJES CUENTAN HISTORIAS, LAS CAMELIAS ABREN SUS PÉTALOS: TODO ESTÁ GRABADO EN LACA CHINA EN LA SUPERFICIE DE ESTE COROMANDEL

Los biombos cuentan una historia horizontal, marcada por paneles verticales. En cada escena, destacan múltiples detalles, rodeados por un friso visual presente en todos los biombos Coromandel, y un tema que se utiliza en la colección de Alta Joyería que han inspirado.

Surge una tensión entre los elementos de una dicotomía: la oposición entre restricción y libertad, la narración libre de una historia delimitada por un marco; y se ve representada en la colección de Alta Joyería. Los biombos y las creaciones encarnan dos facetas de una paradoja, un concepto que Coco Chanel apreciaba particularmente.

ESTA TURMALINA azul-verde talla esmeralda de 37,51 quilates se somete a un riguroso control antes del engaste en un anillo inspirado en el universo mineral.

LA RESIDENCIA DE LA RUE CAMBON ERA UN LUGAR ÍNTIMO EN EL QUE GABRIELLE PODÍA SOÑAR A SU MANERA.

Aunque nunca estuvo en Asia y nunca vivió por experiencia propia la cultura que originó esos objetos que le encantaban, sin lugar a dudas viajó en su imaginación, desde el sofá de su residencia, en medio de su colección de biombos Coromandel.

LA COLECCIÓN DE ALTA JOYERÍA ESTÁ BAÑADA de luz. Se inspira en los biombos Coromandel, sin necesidad de copiar las superficies entintadas y oscuras.

COLLAR INSPIRADO EN UN PAISAJE DE COROMANDEL. La nube en nácar, los estratos minerales en oro y diamantes, y los árboles mágicos en diamantes blancos realzan un diamante ovalado de la pureza más grande y con el resplandor más blanco de 6,52 quilates.

Gire su teléfono