Instrucciones de cuidado Prêt-à-Porter

5 Consejos para su cuidado

Cinco era el número favorito de Gabrielle Chanel y tiene un significado especial en la Maison. Es el nombre de nuestro primer perfume y nuestro número de recomendaciones para mantener sus prendas CHANEL en las mejores condiciones.

Uso

Chaqueta, vestido, punto, pantalones, blusa… cada prenda de CHANEL lleva en sí los valores de la elegancia y la sofisticación definidos por su creadora. Para preservar su aspecto, acostúmbrese a no aplicar perfume, laca u otros productos cosméticos directamente sobre la prenda. Algunos materiales como la seda, la gasa, el satén o el cashmere son intrínsicamente delicados: tenga cuidado al colgar o desenganchar joyas y evite tirar fuertemente de la tela.

Protección

Con el fin de preservar los colores, evite una exposición prolongada al sol, luces artificiales o humedad. Evite un contacto prolongado entre colores claros y oscuros o materias distintas como los tejidos y el cuero cuando guarde su bolso.

Cuidado

Le aconsejamos leer y seguir las instrucciones de uso recomendadas en las etiquetas. Si mancha su prenda, confíela rápidamente a un profesional de la limpieza. Después de la limpieza en seco, quite la funda de plástico y ventile bien la prenda antes de guardarla.

Almacenaje

En general, es preferible mantener sus prendas en un lugar ventilado y templado para preservar su belleza el mayor tiempo posible. Es aconsejable que en su armario separe las prendas de colores demasiado contrastados y de materias diferentes.

Apreciación

Tanto si la usa a diario como si no, y en función de su cuidado, su prenda evolucionará con el tiempo. Cada día revelará una nueva faceta de su belleza, su historia…y la suya.

Características del producto

Para evitar cualquier deformación, el punto deberá ser doblado y no colgado en perchas.
Las prendas en urdidumbre y trama (blusas, chaquetas…) deberán ser colgadas en una percha adaptada a la forma de la prenda (longitud y ancho). De esta manera, no perderán su forma.
Dado que algunas materias presentan riesgos de degüelle debido a la fricción, es importante prestar atención a las combinaciones de prendas (color, materia) especialmente en ambientes húmedos. Asegúrese también de mantenerlos separados en sus armarios y cajones.
Después de su uso, recuerde enjuagar inmediatamente su prenda con agua limpia para eliminar la sal, el cloro, la arena y los productos cosméticos. Este gesto evitará cualquier riesgo de deterioro de los colores y/o la fibra. Una vez haya hecho esto, no doble su bañador si sigue mojado, séquelo en plano y protegido de la luz directa.
El detalle más delicado y frágil de una prenda es el bordado. Para no dañarla, romper los hilos, las lentejuelas o cualquier otro elemento que la componga y para no marcar la tela, evite doblar la prenda por el bordado. Guarde su ropa bordada en su funda. Cuando viaje, guarde las prendas en posición horizontal sin aplastarlas en exceso con el peso de otras prendas. No dude en utilizar papel de seda para preservar las formas y proteger los bordados.
Precios públicos recomendados de carácter indicativo. Para más información haga clic aquí

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente