CHANEL NEWS

00/4
byzantine-fragments-by-karl-lagerfeld

FRAGMENTOS BIZANTINOS
POR KARL LAGERFELD

La iglesia de San Vital de Rávena se construyó bajo el mandato del emperador Justiniano y de su mujer Teodora, entre el 527 y el 548. Este monumento protegido por la UNESCO, encierra un tesoro de brillantes mosaicos de cristal y esmalte que llamaron la atención de Karl Lagerfeld, quien los fotografió en 2010. Sus imágenes atestiguan la iconografía y extravagancia propias de Constantinopla: sus ciudadanos se vanagloriaban de sus ricas vestimentas y de su proliferación de adornos.

Karl Lagerfeld juega con esta estética imaginando una colección en la que las prendas brillan con los destellos de este lujo desaparecido. Presentada recientemente en Estambul, la colección revive el recuerdo de los lazos existentes entre Rávena y Bizancio, puesto que San Vital fue el prototipo de la basílica de Santa Sofía de Estambul. Hoy capital de Turquía, Estambul fue antiguamente Bizancio; adoptó el nombre de Constantinopla en el año 330 y pasó a convertirse en la capital del Imperio Romano de Oriente. Durante su apogeo (siglo VI), el boyante imperio vio nacer una civilización brillante y refinada, hasta que cayera en el 1453. Las basílicas decoradas con mosaicos son testimonio de dicha sociedad en el corazón del Imperio Cristiano. En Rávena, Italia, persisten los últimos vestigios de este arte emblemático.

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente