CHANEL NEWS

00/6
dongdaemun-design-plaza-seoul

DONGDAEMUN DESIGN PLAZA, SEÚL

Lugar de acogida en 2014 de la exposición “Culture Chanel”, el Dongdaemun Design Plaza albergará igualmente el desfile de la Colección Crucero 2015/16.

Carente de un solo ángulo o línea recta, el mayor edificio de estilo futurista del mundo, concebido por Zaha Hadid, juega como una cohesiva sinfonía de curvas continuas y puras. Como una nave espacial que ha aterrizado en Seúl, la estructura ovoide de plata (que mide 86.574 metros cuadrados, ó 931, 875 pies cuadrados) combina a la perfección con el paisaje urbano por sus fluidas y armoniosas  líneas.

La mirada rebota en esta estructura de hormigón revestido de 45.133 paneles de aluminio, cada uno distinto al siguiente. Igualmente espectacular es su interior, todos los giros y arcos que se extienden a través de tres niveles por debajo del suelo y cuatro pisos superiores sin el uso de ningún pilar. Incluyen también una escalera de caracol, una galería cilíndrica y corredores en espiral y un brillante vestíbulo de blanco polar con un techo alto de nueve metros. La estructura incorpora utensilios culturales descubiertos durante excavaciones arqueológicas, incluyendo restos de las murallas que rodeaban Seúl sobre cuatro colinas cercanas, que data de la Dinastía Joseon (1392-1910).

La primera mujer en ganar el prestigioso premio Pritzker, Zaha Hadid, nacida en Bagdad en 1950 pero británica por adopción, diseñó el pabellón Chanel Mobile Art en 2008 y es una de las arquitectas favoritas de Karl Lagerfeld.


Fotos por Panta Creation and Park Haewook ⓒ DDP (Dongdaemun Design Plaza)

chanel-journeys-into-the-future
chanel-journeys-into-the-future

VIAJE A SEÚL

Seúl, capital de Corea del Sur, hogar de la Torre Infinity primer rascacielos "invisible" del mundo, gracias a la avanzada tecnología capaz de reflejar imágenes en tiempo real. Una de las metrópolis más grandes del mundo, con más de 25 millones de habitantes y conexiones a Internet la a velocidad del rayo, Seúl es un símbolo de modernidad a la vez que es capital mundial del diseño y una de las ciudades verdes más comprometidas. Fue recientemente galardonada con el título mundial del ‘Desafío de las Ciudades de la Hora del Planeta 2015′ que otorga WWF y fue reconocida por la ONU en 2014 por sus esfuerzos contra el cambio climático, tales como fomentar el uso de energías renovables por igual entre las empresas y los ciudadanos.

Aunque esa modernidad no excluye la espiritualidad. Junto a los desarrollos de alta tecnología, las religiones del budismo, el confucianismo y el chamanismo siguen siendo parte de la cultura de Corea del Sur. Ningún edificio se construye sin un ritual que apele a la benevolencia de los espíritus, mientras que la creencia generalizada en la filosofía del yin y el yang se refleja en el diseño de la bandera de Corea del Sur e inspira los tradicionales tonos regionales de azul, blanco, rojo, negro y amarillo. Símbolos vivos de la suerte que ofrecen protección divina a artículos de uso diario de estos colores, desde trajes tradicionales inspirados en la dinastía Chôzon (1392-1910) conocidos como "hanbok", a las caras de jóvenes novias que marcan sus mejillas con dos puntos rojos. El amor por la naturaleza es otro componente de la identidad nacional. Los coreanos a menudo hacen senderismo en las montañas, se equipan con el último gadget para hacer deporte o caminan los 6 km (3,7 millas) de zonas verdes a orillas del remodelado arroyo Cheonggyecheon en el corazón de la capital.

Justo entre la tradición y la vanguardia está la llamada Ola Coreana, una importante moda cultural que navega entre un fuerte apetito por la música pop nacional, películas y programas de televisión. En esta parte de Asia se dice que los personajes populares de las series de televisión influyen en generaciones enteras y que desde ahí se extiende por todo el mundo gracias a las redes sociales.

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente