CHANEL NEWS

soledad-at-chanel-colette-march-3rd

SOLEDAD EN CHANEL-COLETTE
3 DE MARZO

De 16.00 a 18.00 h., Soledad personalizará bolsos Chanel en el pop-up store de Chanel-Colette en el 336 – 340 de la rue Saint-Honoré, París.

Es la emblemática ilustradora de la revista femenina Elle. Soledad —antigua alumna de la Escuela superior de artes gráficas Penninghen y directora artística en el campo de la publicidad— ha reorientado actualmente su trayectoria profesional hacia el diseño. Sus personajes, nuevas "Parisinas", expresan todas las contracciones de las mujeres occidentales en el tercer milenio.

kevinlyons-at-chanel-colette-march-1st

KEVIN LYONS EN CHANEL-COLETTE
1 DE MARZO

De 16.00 a 18.00 h., Kevin Lyons personalizará bolsos Chanel en el pop-up store de Chanel-Colette en el 336 – 340 de la rue Saint-Honoré, París.

Kevin Lyons se graduó en cine por la Rhode Island School of Design en 1992.
Tipógrafo, director artístico, diseñador y profesor, fue incluido en 2001 en el grupo de los "40 diseñadores más relevantes menores de 30 años" por la I.D. Magazine. Su trabajo ha sido publicado en revistas tan destacadas como Trasher, The Face, Lowdown, Anthem o Refill, entre otras. Ha recorrido todo el mundo con su obra y ha protagonizado exposiciones monográficas en Filadelfia, Los Ángeles, San Francisco, Tokio y París.

chanel-and-colette-meet-in-ruesaint-honore

CHANEL Y COLETTE
ENCUENTRO EN LA RUE SAINT-HONORÉ

Del 1 al 10 de marzo, dos universos de la Moda —Chanel 31 rue Cambon y Colette 213 rue Saint-Honoré— aúnan su creatividad con la apertura en los números 336-340 de la rue Saint-Honoré del pop-up store Chanel de 200 m², ocupando un antiguo garaje reconvertido en escaparate gigante y repleto de vida.

Con esta instalación espontánea que fusiona moda, artes plásticas y actuaciones musicales, Chanel y Colette firman un alegre mix & match cargado de creatividad y espíritu rock.

A simple vista, looks de la colección Chanel Primavera-Verano 2011 cargados de ritmo y misterio acompañan a una selección de jóvenes creadores escogidos por Colette.

Los bolsos legendarios de la Maison y los modelos de temporada —entre los que se encuentra el modelo Mademoiselle con los colores de Colette— se prestan a una personalización singular a cargo de diferentes artistas: Kevin Lyons, Soledad, André, Fafi y SO-ME.

El espacio está repleto de objetos de deseo insólitos y lúdicos por descubrir: una muñeca de coleccionista firmada por Karl Lagerfeld, joyas para el bolso, cascos y cámaras fotográficas así como los productos indispensables de Colette, compilaciones, velas, etc.

Además, también nos podremos dejar sorprender por otras propuestas estéticas y gustativas: un nail bar Chanel y una barra de cupcakes.

Michel Gaubert ha creado una playlist que se encuentra a disposición de los clientes de la tienda.

En el programa:

Invitadas de excepción, amigas de la Maison Chanel que actúan como DJ y cinco artistas que se encargan, previo encargo, de la personalización de los bolsos Chanel.

Martes, 1 de marzo: Kevin Lyons, diseñador e ilustrador, personalización de bolsos de 16.00 a 18.00 h.
Miércoles, 2 de marzo: demostración de confección de camelias a cargo de un artesano de Lemarié, de 15.00 a 18.00 h.
Jueves, 3 de marzo: Soledad, ilustradora, personalización de bolsos de 16.00 a 18.00 h.
Viernes, 4 de marzo: actuación de clavicordio a cargo de Maxence Cyrin, pianista y compositor
Sábado, 5 de marzo: André, artista gráfico, personalización de bolsos de 15.00 a 18.00 h.
Lunes, 7 de marzo: Fafi, artista gráfico, personalización de bolsos de 16.00 a 18.00 h.
Martes, 8 de marzo: nail bar Chanel
Miércoles, 9 de marzo: SO-ME, diseñador gráfico e ilustrador, personalización de bolsos de 16.00 a 18.00 h.
Jueves, 10 de marzo: nail bar Chanel

Chanel y Colette: Encuentro en la Rue Saint-Honoré
336-340, rue Saint-Honoré, París distrito 1º
Del 1 al 10 de marzo de 2011
Horario: lunes-sábado, de 11.00 a 19.00 h.

31-rue-cambon-the-story-behind-the-facade

31 RUE CAMBON
UNA HISTORIA TRAS LA FACHADA

La rue Cambon, abierta en el siglo XVIII, ostenta el nombre de un famoso revolucionario de la Convención, cuyo padre era fabricante de telas.

Las calles de este barrio se construyeron tras la Revolución y, para hacerles hueco, se destruyó un conjunto de naves del Convento de la Concepción, del que hoy sólo se conserva la de Nuestra Señora de la Asunción. Se tiene la certeza de que los edificios levantados a continuación pertenecen al clasicismo; un estilo arquitectónico que prioriza las líneas puras y el rigor de las proporciones, simétricas y horizontales. Las fachadas son lisas y el volumen de los edificios se unifica.

Es en esta calle donde Gabrielle Chanel abre su tienda de sombreros, "Chanel Modes" en el año 1910. La apertura tiene lugar en el número 21 de la rue Cambon, en pleno corazón de un elegante barrio a pocos pasos de la Place Vendôme y de la rue du Faubourg Saint-Honoré, sinónimo de lujo y tendencias.

En el siglo XIX, algunos escritores franceses como Stendhal y Chateaubriand también residieron temporalmente en la rue Cambon y fue allí donde Chanel frecuentó igualmente al célebre caricaturista SEM, encargado de realizar la primera campaña publicitaria de su perfume, CHANEL N°5.

Gabrielle ganó reconocimiento rápidamente por su talento como modista, por lo que decidió ampliar el negocio y abrió, a partir de 1918, una nueva tienda en el número 31. Y es aquí donde inventa el concepto de la boutique contemporánea: desde el año 1921, propone complementos junto a su primer perfume, el N°5, además de joyas y productos de belleza para acompañar a sus prendas y sombreros.

La rue Cambon se convierte así en el feudo de Gabrielle Chanel. Coco acondiciona su territorio en este inmueble del siglo XVIII: a pie de calle, la boutique y, en la primera planta, el gran salón para presentar las colecciones. En el gran salón también tienen lugar las pruebas de Alta Costura. A continuación, la escalera tapizada de espejos conduce a su apartamento, ubicado en la segunda planta; un lugar íntimo cargado de tesoros. En la planta superior, se encuentra el estudio donde hoy trabaja Karl Lagerfeld además de los talleres, bañados por la luz que penetra por los tejados. Aquí alberga todas sus actividades: taller de joyería, de sombreros, de sport, etc. A día de hoy, esta configuración ideada por Gabrielle Chanel permanece intacta.

En 1927, Chanel acabaría por ocupar hasta cinco inmuebles, del número 23 al 31 de la rue Cambon.

history-of-a-decor

LA HISTORIA DE UN DECORADO

Para sus desfiles en los salones del 31 de la rue Cambon, Gabrielle Chanel utilizaba, desde los años 30, elementos barrocos en madera dorada. Las dos columnas están esculpidas en forma de cariátide —una obra italiana del siglo XVII— y, actualmente, enmarcan el espejo de la zona de comedor ubicada en el salón del apartamento de Mademoiselle.

Los últimos trazos de esta escenografía teatral datan de los años 60, si bien el conjunto ha desaparecido. No obstante, su espíritu sigue perdurando, como en el decorado del desfile de Alta Costura Primavera-Verano 2011, con alegres reminiscencias a la instalación original y a los espejos del siglo XVIII que adornaban el apartamento de Coco Chanel.

Fotografía de la izquierda realizada por Roger Schall, desfile en los salones del 31 de la rue Cambon en 1938

Fotografía de la derecha realizada por Olivier Saillant, desfile de Alta Costura en el Pabellón Cambon Capucines en 2011

hautecouture-hauteculture-by-elisabeth-quin

ALTA COSTURA, ALTA COSTURA…
POR ELISABETH QUIN

La Alta Costura se teje de sueños, trabajo, oro y excelencia. Es una oda a las manos de los artesanos del lujo, una locura asumida, un fabuloso mastodonte, una Atlántida cuyo resplandor nos conmueve dos veces al año, recordándonos que, en la era de la globalización y de la producción industrial, aún queda un santuario: el de las prendas confeccionadas a mano, con amor y empleando cientos, o incluso, miles de horas de trabajo.
La Alta Costura es una denominación jurídicamente controlada pero ¡poéticamente incontrolable!
Hoy en día, en Francia viven de ella artesanos, talleres y proveedores que transmiten a las nuevas generaciones su fabulosa labor. La maison Chanel ha adquirido y aglutinado a algunos de estos talleres, como el del bordador Lesage y el del plumajero Lemarié, permitiendo así la transmisión del saber hacer y la continuidad de estos oficios... ¡cargados de arte!
Sin embargo, la Alta Costura, el tesoro nacional de Francia, la inventó un inglés: Charles Worth, bajo el mandato de Napoleón III. Francia, que había aguillotinado a un rey apenas un siglo antes, comprendió rápidamente que el lujo podía ser un embajador irreemplazable del saber hacer nacional.
Después de Worth, los modistos Callot, Patou, Poiret, Vionnet y Lanvin, entre otros, vestirían a las mujeres sin tener en cuenta en todo momento el cuerpo femenino...
Y, más tarde, llegaría Gabrielle Bonheur Chanel, más conocida como Coco, cigarrillo en boca y manos en los bolsillos, indolente, con estilo, alocadamente elegante en sus fluidísimos conjuntos de punto; una liberación para la mujer. Hacía falta concebirlo. Había que poseer esa seguridad, ese don de anticiparse a unos anhelos y deseos femeninos que ni siquiera las propias mujeres conocían aún. ¿Chanel, revolucionaria y profética? ¡Desde luego!
La colección de Alta Costura Primavera-Verano 2011 de la maison Chanel constituye una luminosa pasarela entre los años 20 y el siglo XXI.
Talles bajos, bustos menudos, pies ligeros, calzados con bailarinas con cintas transparentes, tonos nube y perla, lluvias de lentejuelas irisadas, túnicas bordadas sobre jeans Couture que alargan las piernas hasta el infinito: más juvenil, más etérea que nunca, desdeñando cualquier carga burguesa, la colección derrocha una gracia absoluta y el lujo de las materias primas se expresa con un sentido consumado del comedimiento.
Una característica intrínseca a Coco Chanel...


Fotografía: Benoît Peverelli

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente