CHANEL NEWS

fall-winter-2015-16-ready-to-wear-the-french-collection

LA COLECCIÓN FRANCESA

La Colección Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16 se presentó en un ambiente que recrea un bistró diseñado por Karl Lagerfeld al que llamó la "Brasserie Gabrielle." Esta "brasserie" de proporciones épicas, institución que ha encarnado a largo del tiempo el estilo de vida parisino, fue construido en el interior del Grand Palais y transmitió a la perfección el espíritu de la colección.

Utilizando vocabulario que su creador considera "muy francés", esta "Colección Francesa" reinterpreta el armario de una "burguesía" moderna, una mujer que destila chic parisino y cultura cosmopolita, que podría adornar las calles de cualquier ciudad importante del mundo. La "nueva burguesía", apodada así por Karl Lagerfeld, se conjunta del día a la noche con zapatos en beige y negro abiertos por el talón con tacón cuadrado. Esta es la primera vez desde que el diseñador llegó a Chanel que ha utilizado este zapato icónico, del que ha modernizado sus proporciones. Los 97 conjuntos de la Colección llevaban estos zapatos bicolor, que hacen que las piernas se vean más delgadas y confieren confianza a la mujer.

Las siluetas iban desde las más femeninas a algunas más andróginas, en colores como el azul marino, gris o burdeos y en estampados como el tartán o la pata de gallo. El hilo conductor de la colección fue el emblemático tweed de Chanel, que fue reinventado en forma de vestidos-abrigo con cremallera o preciosamente abotonados con ribetes trenzados de lana. También se manifestaba en faldas lápiz con corte justo debajo de la rodilla o en la pantorrilla, elegantes trajes de chaqueta y largos abrigos de lana, chaquetas "à Berthe" o con grandes collares, y en faldas fluidas. Las siluetas sutilmente acampanadas, se ajustaban a la cintura con un delgado cinturón. Urbano y confortable, las elegantes modelos lucían cazadoras bomber cuya parte delantera recordaba a las chaquetas Chanel, faldas de traje o abrigos acolchados y parkas bordadas elevadas a la categoría de abrigos de noche. El punto estaba omnipresente tanto en estilismos deportivos como sofisticados, con jerseys de jacquard estampados que combinaban con faldas de tweed, jerseys anchos con el hombro al aire, elegantes vestidos bicolor de línea A y vestidos largos de noche.

Siluetas muy llamativas y andróginas desfilaban con abrigos cortos de cuello caja que revelaban camisetas blancas y petos, así como largos delantales de grosgrain atados despreocupadamente a la cintura. Estos delantales seductores a la par que informales se combinaron con pantalones vaqueros, pantalones de cuero de corte estrecho o vestidos de tweed con un estilo de nuevo traje de tres piezas. Para la noche, los conjuntos eran elegantes y vibrantes, incluyendo vestidos negros de gasa, un traje de dos piezas con efecto trampantojo con una pajarita y brillantes detalles inspirados en las servilletas dobladas de una "brasserie", efectos creados con capas y transparencias, faldas y vestidos de encaje y espectaculares faldas pintadas con plumas a juego con cardigans de lana que revelaban maxi mangas también con plumas.

Françoise Claire Prodhon

Foto por Olivier Saillant

00/12
celebrities-at-the-grand-palais

CELEBRITIES EN EL GRAND PALAIS

Desfile Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16, 10 de marzo, Grand Palais, París.

Fotos por Anne Combaz

EL VÍDEO DEL DESFILE

Colección Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16
Grand Palais, París

the-two-tone-shoe

EL ZAPATO BICOLOR

En el desfile Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16, cada modelo lucía unos zapatos de color beige con la punta del pie en negro, tacones cuadrados y proporciones reinventadas: "Se han convertido en los zapatos más modernos y hacen unas hermosas piernas", explicó Karl Lagerfeld.

Mademoiselle los llamaba "pumps". "Son el toque final de elegancia" solía decir. Para perfeccionar la silueta que Gabrielle Chanel presentó al mundo, era necesario crear un zapato que fuese con cualquier conjunto de ropa, uno que fuera elegante, que se pudiese usar tanto de día como de noche, y se se adaptase al nuevo estilo de vida de las mujeres.
En 1957, Mademoiselle Chanel creó el zapato bicolor de talón abierto en beige y negro. El zapato creaba un efecto altamente gráfico: el beige alarga la pierna mientras que el negro acorta el pie. Mientras que los zapatos anteriormente se habían realizado en un solo color a juego con el color de la ropa que cada uno llevase, Mademoiselle Chanel rompió una vez más con los códigos de la moda conjuntando el beige y el negro con todos los looks. En sus palabras, "Sales por la mañana vestida de beige y negro, tienes el almuerzo en beige y negro y vas a una fiesta llevando beige y negro. ¡Vas vestida para todo el día!" El zapato de talón abierto de Chanel fue un éxito inmediato. Varía en estilos, ofreciendo versiones con un tacón más recto o más fino y con la punta más redonda, cuadrada o puntiaguda. Mademoiselle Chanel mejoró la comodidad de los zapatos con la ayuda de Massaro (que ha permanecido como zapatero de Chanel hasta hoy en día) añadiendo una banda elástica. Situado "a pocos pasos de la Rue Cambon," el taller Massaro sigue realizando todas las creaciones de calzado para Alta Costura y las colecciones Métiers d'Art de Chanel. A partir de su primera colección, Karl Lagerfeld ha canalizado su talento para modernizar este modelo. Así, el zapato bicolor se presta a una infinidad de metamorfosis. En sólo una temporada, puede ser transformado en una bailarina, bota o sandalia sin perder ni un ápice de su esencia original.

© Photo Philippe Garnier / Elle-Scoop

ENTREVISTA A LAS CELEBRITIES

Primeras impresiones tras el desfile Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16 en París recogidas por Natasha Fraser-Cavassoni.

KARL LAGERFELD HABLA SOBRE EL DESFILE

Entrevista por Alice Cavanagh tras el desfile de la colección Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16.

the-brasserie-gabrielle

LA BRASSERIE GABRIELLE

Coco Chanel a menudo asistía a las Brasseries parisinas con sus amigos artistas. Tras las representaciones teatrales, Gabrielle acompañada de Igor Stravinsky, el bailarín y coreógrafo Serge Lifar o Salvador Dalí, asistían a estos novedosos restaurantes donde la elegancia, las grandes mentes y la gastronomía creaban una mezcla armoniosa. Y, en las noches en las que Boy Capel (su primer amor) no la acompañara a la Ópera, pasaba la noche en Maxim o en el Café de París.
Con el  desfile "Brasserie Gabrielle", Karl Lagerfeld, Director Artístico de Chanel, ha hecho una reinterpretación de la pasión parisina.

Boris Coridian

Gabrielle Chanel and Serge Lifar, photo © Société des Bains de Mer - Monte Carlo

the-show-decor

EL DECORADO DEL DESFILE

Un decorado inspirado en las Brasserie parisinas ha sido el escenario del Desfile Prêt-à-Porter Otoño-Invierno 2015/16 el 10 de marzo en el Grand Palais en París.

Foto por Olivier Saillant

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente