gabrielle-chanel-and-deauville

GABRIELLE CHANEL Y DEAUVILLE

1913: La costa de Normandía, con sus amplios cielos de color azul grisáceo y sus playas, todavía se parecía a las representaciones pintadas por Eugène Boudin y los impresionistas a finales del siglo XIX... No había baño, o muy poco... Los visitantes se zambullían o buscaban cangrejos y los más elegantes estaban sentados bajo sus sombrillas, o se retiraban a sus tiendas de lona para el sol, vistiendo la misma ropa restrictiva sobre la arena que en la ciudad. Todos ellos aún no eran conscientes de que una revolución estaba en camino...

1913 fue el año que Coco Chanel eligió para abrir su primera boutique de moda en la rue Gontaut-Biron en Deauville.

Esta joven mujer, que abrió con éxito su primera tienda de sombreros en 1910 llamada "Chanel Modes", ubicada en el 21 rue Cambon en París, se había forjado una formidable reputación y ya se había ganado a la élite de la alta sociedad de la época. Sin embargo, fue en Deauville, donde fue la primera en inventar un estilo deportivo que reflejaba una sociedad en cambio, un estilo que alteraría para siempre el curso de la historia de las mujeres.

Aquí, en este elegante destino turístico ella vendió sus sombreros de ala ancha que estaban simplemente decorados con una sola pluma o una cinta. Sin embargo, lo más importante fue que ofreció a sus ricos clientes ropa para estar al aire libre que ella exhibía a lo largo del famoso paseo marítimo de Deauville. La notable selección incluía el jersey en tejido de punto a rayas inspirado en los pescadores: una vez más, ella fue capaz de reinventar una prenda masculina y transformar una clásica prenda de trabajo en algo cómodo para las mujeres que siempre estuvieron preparadas para ser liberadas de la pesada y encorsetada silueta impuesta en la "Belle Epoque." Otras prendas siguieron este estilo casual-chic y exitosamente puso todo lo demás de moda: camisas a rayas, pantalones de marinero y pijamas para la playa que decoró con perlas y camelias cosidas al cinturón o a la solapa del cuello. En Deauville, la audacia de Gabrielle se combinó con la elegancia de Adrienne (su joven tía) y su hermana Antoinette (ambas vestidas de Chanel) y fue tan sorprendente como seductora. Gabrielle Chanel dio nueva vida y aire fresco a la moda, abrazando plenamente el espíritu de la época, donde los vanguardistas también estaban haciendo lo mismo en otros campos creativos, como la pintura, la escultura, la literatura, la poesía y la música.

Françoise Claire Prodhon

Photo © All Rights Reserved

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente