gabrielle-chanel-and-biarritz

GABRIELLE CHANEL Y BIARRITZ

La relación entre Gabrielle Chanel y la costa vasca se remonta a 1915. Fue Arthur "Boy" Capel quien la introdujo en Biarritz durante sus permisos militares. La guerra que se desencadenó implacable parecía muy lejana en este famoso resort frente al mar: muchas mujeres ricas habían huido de París para refugiarse allí y pasar pacíficos y tranquilos días en la playa. Gabrielle Chanel fue cautivada por el ambiente elegante y con estilo de Biarritz. Y fue aquí donde se decidió a abrir su primera Casa de Costura en 1915 en una villa frente al casino.

Tuvo un éxito inmediato: la vecina España fue neutral durante la guerra, los pedidos procedían de la realeza española y de clientes muy ricos, así como de los clientes franceses que fueron atraídos por el lujo innovador de Chanel. Biarritz también había sido un destino turístico para los aristócratas rusos desde el siglo XIX, quienes compraron y construyeron numerosas villas allí. Después de la caída del zar, muchos de ellos buscaron refugio en Biarritz. Fue aquí cuando en 1920 Gabrielle Chanel conoció al gran duque Dimitri Pavlovich, primo del zar, con quien tuvo un romance hasta 1922. Pasó mucho tiempo con él en varias villas a lo largo de la costa vasca. En 1920, Gabrielle Chanel se convirtió en símbolo de elegancia, presentando al mundo un moderno sentido del estilo que ella encarnaba perfectamente. Esto se reflejó en sus siluetas simplificadas, tobillos revelados por faldas y vestidos más cortos, prendas sencillas con líneas limpias y materiales suaves como el tejido de punto, telas tan cómodas que hasta hizo trajes de baño con ellas, además de los trajes de falda y chaqueta que ella misma fue la primera en lucir.

Mientras disfrutaba de la libertad de un estilo de vida al aire libre y de los vientos de la modernidad que soplaban a su alrededor, Gabrielle Chanel se cortó el pelo y se bronceó al sol. Las mujeres rápidamente siguieron su ejemplo, imitando el look que presagiaba los profundos cambios por venir de una sociedad que se adentraba a toda velocidad en el siglo XX.

Françoise Claire Prodhon

Photo © CHANEL - Collection Bernstein-Grüber

Compartir

El enlace ha sido copiado correctamente