LES EAUX DE CHANEL

PARIS-VENISE

Una composición de luces y sombras donde la esencia de neroli ilumina las tonalidades cálidas de un acorde ambarino con notas de vainilla y haba tonka.

LA INSPIRACIÓN

1920. Para Gabrielle Chanel, Venecia es una revelación y un nuevo comienzo. Conmocionada por la pérdida de su gran amor, Boy Capel, sucumbe a los encantos de esta ciudad rica en contrastes. Los reflejos de los mosaicos bizantinos y las piedras preciosas de la basílica de San Marcos inspirarán los diseños de sus primeras creaciones de joyas. PARIS-VENISE evoca esta mítica ciudad, en la frontera de Oriente y Occidente.

Gabrielle Chanel en el barco de Roussy Sert en Venecia. Foto: V.H. Grandpierre.
© Todos los derechos reservados / Cortesía de Vogue París

\u0022Con PARIS-VENISE, quise una fragancia fresca. Pero con una expresión opulenta y suave\u0022.

— Olivier Polge

CADA EAU DE CHANEL ES UN VIAJE

PARIS-ÉDIMBOURG

DESCUBRIR