Legal at Chanel Lucha contra la falsificación

Chanel se toma muy en serio la lucha contra las falsificaciones


La lucha contra las falsificaciones es fundamental para CHANEL. Un volumen significativo de nuestros recursos humanos y financieros se destina a la lucha contra los productores de falsificaciones de todo el mundo.
Chanel defiende sus derechos de propiedad intelectual (como los derechos de autor, las marcas registradas y los derechos de diseño) emprendiendo acciones legales contra los falsificadores, colaborando con las autoridades locales y participando en campañas de información que garantizan que los consumidores comprendan los riesgos que corren al adquirir productos falsificados.

La lucha contra la falsificación va más allá de la protección de la imagen de nuestra marca. Implica la protección de nuestra creatividad, nuestro savoir-faire y la calidad de nuestros productos, y la protección de los consumidores contra productos que puedan suponer riesgos para la salud.

La estrategia de CHANEL consiste en asegurar el control y la supervisión de todas las partes de la cadena del ciclo de vida de un producto, desde la fase inicial de creación hasta la selección de los canales de distribución. De esta forma garantizamos a nuestros clientes la autenticidad de los productos que adquieren.

Existe un modo de cerciorarse de su autenticidad: adquirirlos únicamente en las boutiques CHANEL o en puntos de venta autorizados.

Haga clic aquí para obtener más información sobre nuestras boutiques y puntos de venta autorizados.

¿Qué medidas específicas tomamos para luchar contra la falsificación?


CHANEL lleva a cabo investigaciones, redadas y acciones judiciales contra los actores implicados en todos los niveles de la cadena de suministro de productos falsificados (fabricantes, mayoristas y minoristas), así como en el ámbito de la logística, el almacenamiento y los pagos.

El mayor aliado de CHANEL en la lucha contra las falsificaciones es la legislación de los países en los que está presente. En la mayoría de estos países es ilegal fabricar, distribuir o vender falsificaciones. En algunos países es ilegal incluso poseer un producto falsificado.

CHANEL está involucrada en demandas contra falsificadores de distintas jurisdicciones en todo momento. Asimismo, CHANEL colabora estrechamente con la policía y la aduana de los países en los que está presente sumándose a sus esfuerzos continuos para detener la venta de productos falsificados.

CHANEL también se suma a las constantes iniciativas de educación del consumidor, concebidas para informar al público sobre los riesgos que entrañan las falsificaciones, incluidos el riesgo para la salud, la financiación de actividades delictivas (terrorismo, crimen organizado y venta ilegal de armas o drogas) y el trabajo infantil.

¿Y qué ocurre con las falsificaciones en Internet?


CHANEL analiza Internet constantemente en busca de sitios web, mercados de comercio electrónico y redes sociales que vendan productos falsificados o contribuyan a incrementar su visibilidad. Cada año, desmantelamos miles de sitios web, anuncios en plataformas de venta y páginas de redes sociales que vulneran nuestros derechos.

También trabajamos directamente con los principales mercados de comercio electrónico y redes sociales para incrementar su contribución a la limpieza de sus sitios y el filtrado proactivo del contenido que anuncian para reducir la visibilidad de las falsificaciones.

Los consumidores siempre deben ser cautos a la hora de adquirir supuestos productos CHANEL a través de Internet. En Internet no hay vendedores autorizados de artículos de moda, marroquinería ni relojes Chanel. A partir de ahora, Chanel y sus vendedores autorizados solo venderán en Internet productos de belleza, perfumes y gafas. Recordamos a nuestros clientes que, si una oferta es demasiado generosa para ser cierta, es probable que el producto en venta sea una falsificación. La mejor manera de evitar la estafa es adquirirlos únicamente a través de vendedores autorizados de CHANEL.

¿Cómo cerciorarse de la autenticidad de un producto Chanel?


Lamentablemente, no podemos proporcionar al público información detallada para probar la autenticidad de nuestros productos, ya que los falsificadores podrían utilizarla en nuestra contra. En cualquier caso, se debe tener presente la norma general: si una oferta resulta demasiado generosa para ser cierta, es probable que el producto en venta sea falsificado. Esto se aplica a puntos de venta físicos y de Internet.

Otros indicadores: (I) Ubicación – Adquiera productos exclusivamente de vendedores autorizados de Chanel. Es probable que los productos procedentes de mercadillos, vendedores ambulantes y sitios web no autorizados sean falsificaciones. (II) Precio – La calidad de un producto Chanel genuino se ve reflejada en su precio. Si el precio resulta muy bajo, es probable que sea una falsificación. (III) Detalles – Los falsificadores suelen cometer errores en los detalles de los productos. La mala costura, los errores ortográficos y los errores en el logotipo suelen ser indicios de falsificación. Chanel no ofrece productos defectuosos de fábrica ni de segunda calidad.

Si desea realizar alguna consulta o denunciar una falsificación, póngase en contacto con nuestro equipo de lucha contra la falsificación: anticounterfeit@chanel.com