LES EAUX DE CHANEL

PARIS-VENISE

Una composición de contrastes, en la que la esencia de neroli ilumina los colores cálidos de un acorde oriental ambarino con notas de vainilla y haba tonka.

LA INSPIRACIÓN

1920 Para Gabrielle Chanel, Venecia es una revelación y un nuevo comienzo. Aún conmocionada por la pérdida de su gran amor, Boy Capel, sucumbe a los encantos de esta ciudad de mil contrastes. Los mosaicos bizantinos y las piedras preciosas de la basílica de San Marcos le inspirarán un poco después su primera colección de joyas. PARIS–VENISE evoca esta ciudad cautivadora donde se encuentran Oriente y Occidente.

“Con PARIS-VENISE, quería una fragancia fresca. Pero con una expresión opulenta y suave”.

— Olivier Polge, Perfumista de la Maison CHANEL

PARIS-ÉDIMBOURG

Descubrir